Sábado 2 de Marzo de 2024

EFEMÉRIDES NECESARIAS

8 de noviembre de 2023

FUEGOS DE OCTUBяE

Entre el 7 y el 8 de noviembre de 1917 se produjeron una serie de acontecimientos revolucionarios en Rusia que cambiaron para siempre la historia universal. La Revolución de Octubre fue la primera revolución socialista victoriosa de la humanidad, impactó en las relaciones políticas, económicas y sociales del Siglo XX, todavía mantiene su vigencia y su recuerdo todavía le pone límites al capitalismo.

Por Fernando Barbarán

(Imagen de nota: obrera soviética exige "libros" y completa el gráfico la leyenda "todo el poder del conocimiento").

 

Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas

 

La Revolución de Octubre bolchevique se produce en noviembre de 1917, pero en Rusia todavía utilizaban el calendario juliano, muestra del atraso que existía en el zarismo. La Unión Soviética (URSS) nace de este acontecimiento y se establece recién en 1922. La Revolución de Octubre fue el acontecimiento más influyente del Siglo XX. Su onda expansiva impactó en todos los ámbitos transformando por acción y reacción a la política, la economía, las sociedades, las culturas, las relaciones internacionales, entre otros. Ese 1917 convulsionado por un pueblo sublevado que reclamaba “todo el poder a los soviets”, fue sin duda repito, el acontecimiento más importante de nuestra historia contemporánea.

Como toda revolución, esta se produce por una toma de conciencia de un pueblo que ha sido violentado durante años. No sucede de un día para el otro y no es producto de unos rebeldes que sin querer se presentaron ante la toma del poder. La historia de la Rusia zarista es deprimente. La miseria, servidumbre, analfabetismo, represión, una clase dirigente totalmente alejada de la realidad de sus ciudades, las cuales estaban cada vez más ahogadas en la pobreza y el lanzamiento de un pueblo sometido a la Primera Guerra Mundial, exacerbaron los deseos de libertad de las masas campesinas y obreras. A tal punto que el más atrasado de los imperios engendró de sus entrañas la vanguardia política más osada y creativa de la historia de la humanidad, siendo protagonista de la primera revolución marxista victoriosa desde que el fantasma del comunismo empezara a recorrer Europa.

 

Los acontecimientos

 

            Ante la creciente demanda del pueblo ruso para mejorar las condiciones de vida y renunciar al frente de guerra, el zarismo propuso la creación de un Gobierno Provisional para frenar las revueltas y levantamientos. Aleksander Kérenski fue elegido como jefe del gobierno provisional ruso, después de varios intentos de formulaciones de gabinetes. Este no pudo contener las demandas del pueblo enfurecido con una clase dirigente incapaz.

            Mientras, los soviets tomaban fuerza entre las decisiones de las masas. Originariamente, el término soviet hacía referencia a las asambleas de obreros, soldados y campesinos que existían en las ciudades y aldeas de Rusia luego de la Revolución de 1905. Fue el Sóviet de Petrogrado el que, como representante de los trabajadores de la ciudad y de los soldados de la guarnición de la capital, enfrentó al Gobierno Provisional y fue decisivo para la victoria bolchevique en la Revolución de Octubre de 1917. Los bolcheviques eran el ala revolucionaria y mayoritaria del Partido Obrero Socialdemócrata Ruso, dirigidos desde un principio por Vladimir Lenin.

            Lenin lideró la participación e intervención masiva de los bolcheviques en los soviets e instó a estos a que sean los ejecutores de la toma del poder durante los enfrentamientos con la guardia nacional. Los bolcheviques veían en los soviets la herramienta fundamental en la lucha contra el zarismo, la burguesía y los mencheviques instalados en el Gobierno Provisional que cada vez tomaba más medidas impopulares. Stalin participaba como representante bolchevique en el Sóviet de Petrogrado y Lenin aconseja que, a pesar de las diferencias por su defensa al menchevismo, Trotsky sea quien lo dirija y lo radicalice para derrocar al gobierno. Finalmente, luego de socavar la represión del Gobierno Provisional y tomar el Palacio de Invierno, Lenin y los bolcheviques archivaron la Revolución de Octubre e inmediatamente se pusieron a sentar las bases de la nueva Rusia soviética.

 

La figura de Lenin

 

            Basándose en las teorías de Karl Marx y Friedrich Engels, Vladimir Ilich “Lenin” Ulianov hizo posible el sueño revolucionario. Constante militante del Partido Obrero Socialdemócrata Ruso, Lenin supo comulgar la teoría y la praxis marxista, dándole una nueva línea de pensamiento, el leninismo. Sus obras fueron fundamentales para darles las interpretaciones a los sucesos en Rusia y así lograr la toma de poder. Lenin fue un perseverante crítico de las posturas de consenso a las que se arrastraban constantemente sus camaradas de militancia. El eje de las críticas de Lenin fue desenmascarar los intentos contrarrevolucionarios dentro del partido para convencer al resto que el poder había que tomarlo por asalto. Como activista nato, Lenin participaba de reuniones con obreros, discusiones con políticos y publicaciones periodísticas como en Iskra (un diario de su editorial). Como teórico, Lenin presentaba la constante preocupación sobre el Qué Hacer para lograr la revolución y dedica mucho tiempo también a la escritura que terminaron convirtiéndose en grandes tesis revolucionarias.

Durante los meses de agosto y septiembre de 1917, Vladimir Ulianov redacta y publica El Estado Y La Revolución. En este, además que resulta un texto fundamental de teoría política, el líder del Partido Bolchevique afirmaba, introductoriamente, que la prosperidad alcanzada en las naciones más industrializadas de Europa tras décadas de desarrollo relativamente pacífico habían convertido a los representantes de la socialdemocracia al oportunismo y el socialchovinismo, al punto de traicionar a los pueblos apoyando una guerra imperialista (la Primera Guerra Mundial). Sin embargo, el objetivo central del texto de Lenin, más allá del enfrentamiento con la izquierda reformista, era proponer un programa de acción para la implementación de la dictadura del proletariado y la eliminación del Estado burocrático burgués asociado al capitalista monopolista. Se trataba de explicar a las masas qué deberán hacer para liberarse, en un porvenir inmediato, del yugo del capital. No obstante, estos escritos de Lenin por un lado afirmaban que la insurrección popular era inminente y necesaria, pero además interpretaba que, de la mano con la irrupción de las masas en el poder, la conclusión radicaba en que el Estado no acababa cuando desaparecía la burguesía, sino que era necesario la implementación de un Estado proletario como dominante de clase. La teoría marxista del proletariado como sujeto de la historia se transforma en Lenin en una teoría del partido del proletariado proyectado como sujeto de la historia.

Luego del acontecimiento del octubre rojo, Lenin quiere darle la magnitud necesaria a la Revolución Rusa y crea la Tercera Internacional organización que pretende ser sucesora de la Segunda Internacional por su decadencia en la socialdemocracia burguesa y reformista. También conocida como Internacional Comunista o Komintern, esta institución funcionaba como la organización comunista a nivel mundial que agrupaba a los partidos comunistas de distintos países y tenían como objetivos:

  • Luchar por la supresión del sistema capitalista.
  • Establecimiento de la dictadura del proletariado y de la República Socialista Soviética Internacional.
  • Completa abolición de las clases sociales.
  • Realización del socialismo como primer paso para a la sociedad comunista.
  • Luchar por todos los medios posibles, inclusive la lucha armada, para el derrocamiento de la burguesía internacional.

 

Nace de esta manera en el mundo el marxismo-leninismo, como línea política mundial al combinar teoría y práctica para la toma del poder por parte de los pueblos oprimidos. El marxismo-leninismo es la teoría del movimiento de liberación de los pueblos, teoría y táctica de la dictadura del proletariado y teoría de la construcción de la sociedad comunista o la sociedad sin clases sociales. Las otras grandes revoluciones del Siglo XX, como la Cubana, la China o la Vietnamita, estuvieron basadas en esta teoría política.

 

Comunismo de Guerra

 

            Entonces, la toma del poder en Rusia por parte de los bolcheviques produce la caída del Gobierno Provisional y el descontrol total del zarismo sobre Rusia, la formación de la Rusia soviética y la Guerra Civil Rusa donde ocho ejércitos extranjeros más el Ejército Blanco conformado por contrarrevolucionarios rusos no pudieron doblegar al naciente Ejército Rojo dirigido por León Trotsky.

            Sin embargo, tres arduos años de guerra dejaron al país devastado y postergó los intentos de implementar una dictadura del proletariado “pura” donde los medios de producción los maneje el campesinado y los obreros. Lenin implementó una Nueva Política Económica donde vinculó la nacionalización y dirección estatal para poder impulsar el desarrollo y mejorar la calidad de vida de la población, junto con la aplicación de medidas de economía de mercado.

 

Stalin y los planes quinquenales

 

            El 28 de diciembre de 1922 en una conferencia de delegaciones plenipotenciarias de Rusia, Transcaucásica, Ucrania y Bielorrusia se aprobó el Tratado de Creación de la Unión Soviética y la Declaración de la Creación de la Unión Soviética, formándose la URSS. Para estas negociaciones Stalin tuvo mucha actuación política al respecto.

            Luego de la muerte de Lenin en 1924 comienza un periodo de lucha interna en el Partido Comunista de la Unión Soviética principalmente entre Trotsky y Stalin, dando por ganador a este último.

            Stalin comienza una nueva etapa como dirigente máximo de la URSS implementando planes quinquenales vinculados al desarrollo de industrias claves, eliminando la pequeño burguesía y la clase comerciante interna, persiguiendo a opositores políticos y acelerando el crecimiento económico soviético. Estos planes consistían en la planificación de la economía cada cinco años basándose en la teoría de las fuerzas productivas, que eran parte de las directrices generales del Partido Comunista para el desarrollo económico. Estos ayudaron principalmente al crecimiento rápido de la industria, en especial de la industria pesada, que se volcaron en inversiones sociales como ser la salud, la educación y la cultura soviética.

 

Siete décadas de horizonte

 

La URSS a lo largo de su historia se caracterizó más por sus logros o derrotas durante la Guerra Fría que por sus avances para la humanidad. Más allá de ser la vencedora en la Segunda Guerra Mundial y derrotar directamente al nazismo, el Estado soviético demostró la victoria en materia de educación, salud y bienestar. Se complementa además el haber sido ejemplo deportivo con un vasto medallero olímpico y un acompañamiento total a sus deportistas, en el desarrollo íntegro como seres humanos. Ni que hablar de la llegada al espacio; pero claro, un país que por lo menos tenía resuelto el tema de la alimentación de su población, podía permitirse soñar con el ser humano conquistando nuevos territorios más allá del globo terráqueo. Una nación que supo eliminar el racismo y el machismo brindando realmente igualdad de oportunidades y de democracia. Además, la URSS acompañó los procesos de liberación de otras naciones.

Pero no fue perfecta, claro. No obstante, el estudio de la experiencia soviética se merece mucho más que estas pequeñas líneas.

Más allá de las vicisitudes, el proyecto emancipador de la Revolución de Octubre cumplió con la hazaña de convertir a la URSS en una potencia científica, industrial y militar, faro para muchas naciones, obligando al capitalismo a moderar sus ambiciones y crear bienestar.

Otra existencia de la posibilidad práctica de crear una sociedad comunista y derrumbar un sistema explotador.

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios